2013-11-17

Más de 5000 personas rechazan el TAV y apoyan a los tartalaris

Más de 5000 personas a convocatoria de AHT Gelditu Elkarlana Nafarroa se manifestaron ayer en Iruñea para mostrar su apoyo a las cuatro personas que serán juzgadas mañana en la Audiencia Nacional española por dar tres tartazos a la presidenta navarra, Yolanda Barcina, en Toulouse y reclamar la paralización de las obras del TAV en toda Euskal Herria, al constatarse que son un despilfarro sin ninguna utilidad práctica para la mayoría de la ciudadanía. La manifestación estuvo jalonada de múltiples animaciones, con un TAV gigante, una gran tarta y una inmensa bola que simulaba el tartazo a Yolanda Barcina. También estaban presentes Astérix, Obélix y una guardia romana pretoriana que protegía el TAV. Bajo un intenso frío los manifestantes corearon lemas contra el TAV y en solidaridad con los tartalaris. Asi mismo reseñamos que desde Val Susa, Italia, nos hicieron llegar un saludo en el que se solidarizaban con la lucha de oposición al TAV en Euskal Herria al tiempo que exigían el archivo del juicio por los tartazos contra el TAV. Y sin más dilación, os dejamos con los textos que se leyeron al final del acto.Ver Galería de Fotos


Lehenik eta behin  hainbeste urte  AHT-ren egitasmoa gelditzeko borrokan daramazuen eta honera etorri zareten guztioi eskerrak eman nahi dizkizuegu. Gero eta nabarmenago da AHT-a bultzatzen duten horiek, hau da, klase politikoa eta eraikuntza enpresa haundiak korrupzioan murgilduta daudela. Hori da AHT-a egiteko arrazoi nagusienetako bat; korrupzioaren bidez beraien buruak aberasteko AHT-a bezalako azpiegitura erraldoiak bultzatu behar dituzte. Ustelak eta herritarren kolkotik aberasten direnak libre, eta inposatutako egitasmoen aurka borrokatzen dutenei berriz zigor eta pertsekuzio izugarriak ezartzen zaizkie. 4 tartalarien kasua lekuko.

Duintasunez bizitzen jarraitu ahal izateko dirurik ez dagoela esaten digutenean eta murrizketak aurrera jarraitzen duten unean, guztion poltsikotik egitasmo zentzugabe eta megalomanoak finanzatzen dira. Zerrenda luze eta ezaguna dugu: Urantziako zirkuitua, Yesaren haunditzea, Olaztiko errauskailua, Goi Tentsioko lineak eta, nola ez AHT-a.
Abiadura Haundiko trenbide ereduaren atzean dagoena eredu sozial zehaztz baten inposaketa dago. Elite baten mesedetan baliabide eta energia xahuketa neurrigabea oinarritutako gizarte eredu bat; hipermobilitatean eta kontsumoan oinarritutako gizarte eredua. Urrutikoa bertakotu eta bertakoa urruntzen digun bizi eredua bultzatzen du AHT-k. Norabide honetan gure argudieok inoiz baino zentzu gehiago dute. Gainera azken urte honetan gertatu dena guztiz zentzugabea izan da.

Hasteko, Sustapen Ministeritzatik etorritako murrizketek Nafarroako AHT-ren Korridorea 65 kilometroko “petatxo” lotsagarri batean utzi dute. Kastejon eta Kanpanas lotuko lituzken Abiadura Haundiko Tren erridikulu bat, hori bai, kilometroko 12 milioi euro kostako duena. AHT-a beraz iparraldetik eta hegoaldetik balizko loturarik geratuko litzateke, planoetan lotsagarria baldin bazen, gaur egun obrak hasiak direnean, egitasmoa “absurdura” eraman dutela esan dezakegu.

Are eta gehiago, Madrileko Justizia Epaitegi Gorenak ebatzi du bere garaian egindako Ingurumenaren Inpaktuen gaineko Txostenak zaharkituak daudela, eta beraz eraikuntza lanak ilegalak direla.

Iparralden berriz egitasmoa geldirik dago eta EAE-n eraikuntza lanek aurrera jarraitzen dute. Lehenago geratzen ez badugu EAE-k AHT luxuzko metroa bihurtuko dute.

Botere ekonomiko eta politikoak gero eta zilegitasun gutxiago dute, “Barcinatoa” da horren lekuko.Hau da beraz, AHT gelditzeko garaia, hau da   aldaketa politiko eta sozial baten aldeko indarrak metatzeko garaia. Hemen eta orain egin behar dugu, herri eta kaleetan antolatuz eta bizitzeko eredu amankomunak, solidarioak eta desobedienteak eraikiz.

AHT-a ez da tren arrunt bat, AHT inposatu nahi diguten eredu sozial baten ikur nagusienetako bat da: lurraren suntsiketa, baliabide xahuketa, politiko eta enpresario ustelen aberastea. Bere aurkako borroka hala ere, etorkizun ezberdin bat eraikitzeko gune ere bada. Beste hainbat esparrutan ematen ari den aldaketa nahia AHT-ren aurkako borrokatik ere bultzatu nahi dugu. Eredu soziala delako aldatu behar duguna.

Euskal Herri osoan AHT-ren berehalako gelditzeagatik
AHT Gelditu Orain!!Tartalariiak aurrera!!!

AHT Gelditu Nafarroa


Ante todo gracias por estar aquí una vez más, rechazando este gran lastre que venimos combatiendo hace ya años que es el TAV. Más aun en un momento como el actual, en el que se hace evidente que mientras sus principales impulsores, la clase política y las grandes constructoras, viven de corruptelas varias, a quienes protestan contra la irracionalidad de proyectos impuestos como el TAV, se les persigue con verdadera saña. Como a los 4 tartalaris.
             
Un momento en el que mientras se nos niegan los medios para poder vivir y continúan los recortes diciéndonos que no hay dinero, se financian de nuestros bolsillos proyectos ridículos e infraestructuras megalómanas, que no atienden a ninguna necesidad real y que son auténticos despropósitos. La lista es larga y conocida por todos: el escandaloso Circuito de los Arcos, el recrecimiento de Yesa, la incineradora de Olazti, las líneas de Muy Alta Tensión, y por supuesto el TAV. Tras la Alta Velocidad Ferroviaria lo que hay es un modelo social, el del derroche de recursos para  beneficio de las élites políticas y dirigentes, el del expolio de materias primas en sitios allá, lejos de nuestra vista; y el despilfarro energético, la ostentación y la hipermovilidad para las élites de aquí. Con el TAV lo que nos están imponiendo es una forma de vida, la que acerca lo lejano y nos aleja de lo más próximo.

            En este sentido nuestros argumento de ayer siguen hoy más vigentes que nunca. Además,  todo lo acontecido en el transcurso del último año convierte al TAV en un verdadero insulto al sentido común.  Para empezar, el “tijeretazo” impuesto desde el Ministerio de Fomento al Corredor Navarro lo ha dejado en un ridículo petacho de apenas 65 kilómetros. Lo que implica embarcarse en una obra costosísima, más de 12 millones de euros por kilómetro, para que estos trenes puedan aumentar la velocidad solamente entre Castejón y Campanas. Y cuyas conexiones tanto por el sur como hacia el norte están todavía en el aire. Si este proyecto era ya una insensatez sobre los planos, a día de hoy, cuando se llevan dos años de iniciadas las obras en la Ribera, han superado su propio disparate y llevado el absurdo del TAV a su grado máximo.    
           
Pero es que aun hay más, ya que incluso el Tribunal Supremo de Justicia de Madrid ha sentenciado que todas las Declaraciones de Impacto Ambiental están caducadas por lo que las obras, con todo su destrozo, son ilegales. Y mientras en Iparralde el proyecto está paralizado, en la Comunidad Autónoma Vasca continúan las obras de la denominada Y vasca, abocada a convertirse en un metro de lujo si antes no logramos pararla. Y todavía estamos a tiempo.

            Los poderes políticos y económicos están cada vez más deslegitimados, como es el caso del “Barcinato”. Tras su ya histórica impunidad, sus planes son cada vez más puestos en entredicho. Como el irracional proyecto del TAV. Por eso es momento de que entre todas paremos el TAV e iniciemos un cambio político y social  profundo. Y  esto se hace aquí y ahora, en las calles y en los pueblos, recuperando esa política del hacer desde abajo, resistiéndonos ante unos poderes injustos y despóticos, pero también construyendo formas de vida y de lucha comunes, solidarias, desobedientes y autónomas. 
          
  Aunque suene extraño, para nosotros y nosotras el TAV no es un tren, es un símbolo. Es el emblema de una buena parte de los males que nos aquejan: el despilfarro,  el destrozo de la tierra, las corruptelas y en general, el despotismo de los poderes políticos y económicos. Pero es también el lugar desde el que sumarnos a esa carrera de fondo que otros y otras también han comenzado con sus luchas, con sus asambleas. Creando espacios y encontrando formas de organizarse para retomar el control sobre las propias condiciones de vida. Lo que hay que cambiar es el modelo social entero. Por todo eso estamos hoy aquí.

Por la paralización inmediata y definitiva de las obras del TAV en todo Euskal Herria.
AHT Gelditu orain! Tartalariak aurrera!                  
                                
 AHT Gelditu Nafarroa


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada