2013-11-08

Barcina-UPN: A pesar de vuestras imposiciones abrimos caminos: desobedientzia! Gora Tartalariak!

El objetivo de la comparecencia de hoy es mostrar la solidaridad con los tartalaris y hacer una denuncia pública de las políticas autoritarias de UPN y su presidenta Yolanda Barcina. Hoy se han juntado afectados por la política de marginación del euskera, afectados por la política de acoso al movimiento vecinal, afectados por los recortes sociales y afectadas por las políticas de negación de los derechos de las mujeres. Todas decimos STOP a sus políticas de imposición y al mismo tiempo abrimos caminos propios, caminos de encuentro y decisión.
Foto: gentileza de Ekinklik Argazkiak
 
"Gu, egoeraren pairatzaileak"
Eta luze ari dira egiten “agindu eta bete”ren politikaren garaiak, guk eta beste batzuek sufritu duguna, egunero haren kontra borrokatzen garena. Gaur egun oraindik pairatzen dugun politika autoritarioa eta inposatzailea. Nagusiki Nafarroako Gobernuak eta Iruñekoa bezalako beste udal batzuek aurrera atera duten politika. Adierazle nagusi Yolanda Barcinak eta UPN bere alderdiak kudeatzen duten gobernu mota.

(más abajo en castellano)

Nola bizi nahi dugun erabakitzeko ahalmena kendu nahi izan digute. “Barraka politikoak” bezalako gure jaien espazio auto gestionatuetatik bota gintuzten eta gaur egun Sanferminetan eta auzoetako jaietan jazartzen gaituzte. Ikurriña kriminalizatu eta jazartzen dute geure ikur historikoak mesprezatzen dituzten bitartean. Korrikaren bukaera kalean ospatzea ere galarazi ziguten euskarak etengabeko erasoak jasotzen dituen bitartean. Kolpeka, Euskal Jai bezalako utzitako eraikinetatik kanporatu gintuzten. Kartelak jartzegatik, protesta egiteko eta ospatzeko biltzeagatik isunak jartzen dizkigute. Olentzeroren bila joateagatik eta kartzeletan giltzaperatuak dauden gure senide eta lagunak gogoratzeagatik. Elkarlanean eta haien oniritzirik gabe baratz komunitarioak landatzeagatik ere isunak jartzen dizkigute. Baina ez da harritzekoa haien beldurra, espazio txiki horietatik ari baikara haien kontroletik at dauden beste bizitza moduak probatzen.

Gomazko pilotekin mehatxatu, jarraitu, kolpatu eta tiro egin digute. Kolore ezberdinetako poliziek jazartzen, zelatatzen, ikertzen gaituzte. Jipoiak ematen dizkigute eta SOS Arrazakeriari gertatu bezala, isilean gure lokaletan sartzen dira. Eta ez dugu Simon de Santamariarekin ahaztu nahi, ejertzito baten jeneral moduan amets egiten duena, ikusten duguna mailaz igo den sarjentu fanatizatua denean.

Gure hiriak eta herriak ere ez dira suntsitzaileak, autoritarioak eta trapitxeroak diren haien politikez libratu. Lur-azpiko aparkaleku purrusta egin dituzte, horretarako antzinako kulturen arrastoak suntsitu behar izan bazituzten ere, Gazteluko Plazan gertatu zen moduan. Merkatal gune handiei haien babes osoa erakutsi diete denda txikien kalterako; besteak beste, guztiok gogoratzen dugun Corte Inglesen hirigintza pelotazoa, edo Opus Deiren sektari eginiko mesede edo “opariak”, azkena Donapean. Oraindik Arantzadiko baratzen suntsiketarengatik penatuak gaude, handipuztuak diren Los Arcoseko zirkuitua edo Sanferminetako Museoa bezalako makro proiektuekin talka egiten duen proiektu kolektiboa. Makro-egiturak inposatzen dizkigute haien lurralde eta jendarte ereduaren mesedetan, eraikitzaileen diru gosea asetuz. Zerrenda neketsua da: Itoitzeko urtegia eta defizitarioa den bere kanala, Noaingo aireportuaren handitzea, Castejoneko termikak, Goi Tentsioko lineak... guztiak ezertarako balio ez duten azpiegiturak, funtsezkoak diren alorretan murrizketa gogorrak eta pribatizazioak inposatzen zaizkigun bitartean: gizarte zerbitzuak, osasuna, hezkuntza, kultura, euskara...

Guri, emakumeoi, osasungintza publikoan abortatzeko eskubidea kentzen digute, UPNk Madrilen gure gorputzaren gainean erabakitzeko eskubidea gehiago murrizten duen legearen aldaketa babesten duen bitartean. Jazarpenak pairatzen ditugunean, erasotzen gaituztenean baita erailak garenean ere, beste aldera begiratzen dute. Baina hau guztia kalean salatzen dugunean, gutxiesten gaituzte, isunak jartzen dizkigute eta ekitaldiak debekatzen ere saiatzen dira, duela gutxi Nagore Lafageren oroimenez egindako antzerkiarekin gertatu zen moduan.

Eta oroimenaz ari garela, Conde Rodezno hiltzailearen omenez dagoen plakak amorratzen gaitu eta Germanen eta “exekutatutako” beste hainbaten memoria oroitarria nola baztertu nahi duten tristetzen gaitu.


Gu, inposaketaren, etekin pribatuaren eta nagusikeriaren politika hau pairatzen dugunok, gogo onez oparituko genieke Yolanda Barcinari eta bere jarraitzaileei merenge tarta bat. Honengatik guztiarengatik, Auzitegi Nazionalean 5 eta 9 urte arteko zigor eskaerarekin auziperatuak dauden 4 tartalariei babes eta sostengu publikoa adierazten diegu. Yolanda Barcina Abiadura handiko trenaren arduradun nagusia dela gogoratzeagatik, eta hala nola, frontoi bateko bizilagunak, presoen senideak, oroimenaren defendatzaileak, langabetuak edo etxetik kaleratuak garenon aurkako politika gogorraren adierazle nagusia delako, politikari ustelak, banku finantzariak edo Opus Deiko haien lagunak esku leunez tratatzen dituen bitartean.

4 tartalarien askatasuna eskatzen dugu, salbuespeneko auzitegiak eta haien epaiketa errepresiboak onartzen ez ditugun moduan. Gisa berean, hilak 16, larunbatarekin , arratsaldeko 5etan Iruñeko Antoniuttitik abiatuta, AHTren aurka eta Tartalarien aldeko manifestazioan parte hartzera deitzen dugu.

Tartalariak Aurrera! Abiadura Handiko Trenen proiektuei ez! AHTrik EZ!


El objetivo de la comparecencia de hoy es mostrar la solidaridad con los tartalaris y hacer una denuncia pública de las políticas autoritarias de UPN y su presidenta. Hoy se han juntado afectados por la política de marginación del euskera, afectados por la política de acoso al movimiento vecinal, afectados por los recortes sociales y afectadas por las políticas de negación de los derechos de las mujeres. Todas decimos STOP a sus políticas de imposición y al mismo tiempo abrimos caminos propios, caminos de encuentro y decisión.

Nosotras, las afectadas

Ya se van haciendo largos los años durante los que nosotras, y tantos otros, hemos tenido que soportar, lidiando a diario con ella, una política de ordeno y mando. Una política autoritaria e impositiva que hoy todavía sufrimos. Una política llevada a cabo principalmente desde el Gobierno de Navarra y ayuntamientos como el de Iruña. Una forma de gobierno cuyo máximo exponente ha sido y es Yolanda Barcina y su partido UPN.

Nos han pretendido exiliar de nuestra propia capacidad de decidir cómo queremos vivir.
Se nos echó de los espacios de fiesta autoorganizada como lo fueron las “barrakas políticas” y hoy se nos acosa en San Fermínes y en las fiestas de los barrios. Criminalizan y persiguen la ikurriña a la vez que desprecian nuestros símbolos históricos. Se llegó incluso a prohibir la celebración en la calle del final de la Korrika a la vez que el Euskera recibe ataques constantes. Se nos expulsó, a palos, de edificios abandonados, como el Euskal Jai. Nos multan por poner carteles, por reunirnos para protestar y celebrar. Por ir a recibir al viejo Olentzero y a recordar a nuestros seres queridos, tan encerrados en sus cárceles. Incluso por cultivar huertos comunitarios donde trabajar colectivamente sin su beneplácito. Pero no es de extrañar su miedo, pues desde esos pequeños espacios estamos ensayando otras formas de vida ajenas a su control.

Se nos ha amenazado, perseguido, golpeado y disparado con balas de goma. Policías de diversos colores nos escoltan, nos vigilan, nos estudian. Nos dan palizas y entran de incógnito en nuestros locales, como le ocurrió a SOS Racismo. Tampoco queremos olvidarnos de Simón Santamaría, que se sueña como general de un ejército cuando lo que vemos es un sargento chusquero y fanatizado.
Tampoco nuestras ciudades y pueblos se han librado de sus políticas destructoras, autoritarias y trapicheras. Han construido un reguero de parkings subterráneos, aunque para ello tuvieran que arrasar los restos de culturas antiguas como los hallados en las entrañas de la Plaza del Castillo. Han brindado su apoyo incondicional a las grandes superficies en detrimento del pequeño comercio, como el recordado pelotazo urbanístico de El Corte Inglés, o los favores y “regalos” a la secta del Opus Dei, el más reciente en Donapea. Aun nos apena la destrucción de las huertas de Aranzadi, que contrastaba con sus fatuos megaproyectos como el circuito de Los Arcos o el Museo del Encierro. Nos imponen macroinfraestructuras al servicio de los constructores y de su modelo social y de territorio. La lista es agotadora: el pantano de Itoitz y su deficitario canal, la ampliación del aeropuerto de Noáin, las térmicas de Castejón, las líneas de Alta Tensión... todas ellas infraestructuras inútiles y despilfarradores, al tiempo que nos imponen duros recortes y privatizaciones en aquello que más nos afecta: servicios sociales, sanidad, educación, cultura, euskera...

A nosotras, mujeres, se nos niega el derecho a abortar en la Sanidad Pública al tiempo que UPN apoya en Madrid la reforma de la ley que restringe aún más el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo. Cuando somos acosadas, agredidas e incluso asesinadas miran hacia otro lado. Pero cuando lo denunciamos en la calle se nos ningunea, multa e incluso se pretende prohibir actos, como recientemente ocurrió con el teatro en memoria de Nagore Lafage.
Y hablando de memorias, nos indigna la placa recordatoria al asesino Conde Rodezno y nos entristece el lugar al que se pretende relegar el monolito a Germán y la memoria de tantos otros “ajusticiados”.

Nosotras y nosotros, afectadas por esta política de la imposición, el lucro privado y la impotencia, de buena gana le regalaríamos una tarta de merengue a Yolanda Barcina y sus secuaces. Por eso declaramos nuestro apoyo público a los 4 tartalaris encausados en la Audiencia Nacional con peticiones de cárcel que van de cinco a nueve años. Por recordarnos que Yolanda Barcina es la principal responsable de la imposición de una línea ferroviaria de Alta Velocidad, además de la máxima exponente en Navarra de una política de guante duro hacia nosotros, habitantes de un frontón, familiares de presos, recordadores de dignidades, parados y deshauciados, y de guante de seda para tantos políticos corruptos, financiadores bancarios o colegas del Opus Dei.

Exigimos la libertad para los 4 tartalaris al igual que no reconocemos los tribunales de excepción y sus juicios represivos. Por eso os hacemos un llamamiento a acudir a la manifestación del sábado 16 de noviembre a las cinco de la tarde desde Antoniutti

¡Tartalariak Aurrera¡ ¡No a los proyectos de Trenes de Alta Velocidad¡ ¡AHTrik EZ!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada