2012-12-09

Solidaridad desde Baiona con los tartalaris

Elkartasuna berretsi zieten atzo Mugitu taldeko ekintzaileei Attac, Bizi eta CADEko kideek —abiadura handiko trenaren aurka dira horiek ere—, Rene Cassin sortetxearen aitzinean. AHTa salatzeko Nafarroako Gobernuko presidente Yolanda Barcinari tartak botatzeagatik Mugituko lau kidek 4 eta 9 urte arteko kartzela zigorra arriskatzen baitute. Gogorarazi zuten Europako beste herrietan ekintza berak ez duela halako ondoriorik, eta horretan Frantziak erantzukizuna duela salatu zuten.

Mugitu!, movimiento de desobediencia civil contra el TAV, en colaboración con CADE, ATTAC Pays Basque y Bizi!, realizó ayer una acción informativa en Baiona para mostrar su rechazo al TAV y apoyar a cuatro miembros del citado movimiento que en octubre de 2011 lanzaron a modo de protesta contra el TAV tres tartas contra la presidenta de Nafarroa, Yolanda Barcina. Durante el acto, que estuvo enmarcado en la tercera jornada de movilizaciones contra «Grandes Proyectos Inútiles e Impuestos», medio centenar de personas presentaron de manera simbólica una tarta de merengue frente a la casa de René Cassin, uno de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Un miembro de Mugitu imputado en dicha acción recordó que el lanzamiento de tres tartas contra Barcina fue una acción cómica de protesta que no implica casi ninguna consecuencia legal en la mayor parte de países europeos. Sin embargo, para la justicia española los tartazos, que se produjeron el 27 de octubre de 2011 cuando Barcina presidía en Toulouse el consejo plenario de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, son considerados como un atentado contra la autoridad y pueden castigarse con penas de entre cuatro y nueve años de prisión. Para denunciar esta situación Mugitu hizo un llamamiento a la solidaridad contra lo que considera una venganza política del Gobierno de Nafarroa que busca un castigo ejemplar en la Audiencia Nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada